Historias de mi tierra: Deirdre & Noise

Esta historia seguramente sea para mi de las mas bellas. Tal vez la tengo un cariño especial porque Deirdre es mi nombre gaelico, el que me puso mi familia irlandesa, y siempre me ha encantado ese personaje. Esta historia la podéis encontrar en la wikipedia, así que no la pondré entera. Pondré solo el resumen, datos de los personajes principales sacados de los escritos de Kisma Stepanich (Bardo de Oro de la Tradición Irlandesa y Gran Dama Comandante de la Noble Orden de Tara) y historias de la taberna de Fethard sobre esta leyenda, que son cosas que no se encuentran tan fácilmente por internet ya que vienen en mi libro de Kisma o son tradición oral.




"El romance de Naoise y Deirdré cuenta la triste historia de la mujer más bella de Irlanda. Deirdré, hija de un famoso narrador de cuentos, es adoptada por el rey Conchobar que desea casarse con ella. Un día, la muchacha ve sobre la nieve, un cuervo que bebe la sangre de un animal herido. Impresionada, declara que amará únicamente al hombre que tenga el cabello negro como el cuervo, mejillas rojas como la sangre y el cuerpo blanco como la nieve. Cuando conoce a Naoise comprende enseguida que es el hombre de sus sueños. A partir de aquí comienza a gestarse el drama en el que Naoise y Deirdré huyen bajo la continua persecución del rey. Y al fin Conchobar, logrará vengarse asesinando a Naoise. Deirdré terminará quitándose la vida. La entierran en una tumba cercana a la de su amado y ambos cadáveres son atravesados con estacas de tejo las cuales arraigan y se convertirán en árboles que terminan abrazándose sobre la catedral de Armagh."


Deirdre era la mujer más bella de Irlanda, su cabello rojizo y largo resplandecía sobre una fina piel blanca y suave. Sus ojos verdes brillaban misteriosos bajo cierta aura dorada y gris, que dependía de su animo. Era agua de tierra, la manifestación del corazón en la vida, pero a la vez era profunda, oscura y misteriosa. Sabe lo que quiere y entrar en su corazón no es un camino sencillo para ningún hombre. Muchos lucharán por poseer su belleza, pero será fría con todos, pues su corazón solo pertenece a aquel que tuvo el suficiente valor como para entrar en su fortaleza. Su nombre significa dolor, y es que su historia es una de las más trágicas de todo el folklore irlandés.

Naoise era un cazador y un guerrero. De constitución fuerte pero delicada y cabello negro como el plumaje de un cuervo que contrastaba con su pálida piel y sus mejillas sonrojadas. Pese a su juventud era sabio, había aprendido que las falsas promesas solo dejan vacío y que debía luchar hasta el último aliento por lo que amaba. Fiable, estable y dedicado, estaba preparado para todo en la vida, incluso para el amor más grande que se puede sentir. Es aire de tierra, lucha por proteger lo que ama y por mantenerlo aunque su vida este en juego. No le teme a nada, es decidido y valiente.

"Guiada por Leabharcham, Deirdre se encontró con Naoise. Sus verdes ojos se clavaron en los profundos y oscuros del guerrero y supo al instante que era a él a quien buscaba. Por su parte, el joven guerrero fue capaz de ver más allá de las bellas facciones de la mujer y encontró en ella la única razón por la cual lucharía toda su vida."

"Cuando al fin encontraron la paz en una remota isla, uno de los hermanos de Naoise le pregunto a este:

- ¿Por qué luchas y pones en peligro nuestras vidas solo por la belleza de una mujer?

El joven guerrero levantó sus oscuros ojos y los clavó en su hermano.

- ¿Simple belleza? Los verdes acantilados de mi amada tierra que he abandonado por ella son simple belleza. En ella hay más que belleza, pero hay que mirar más adentro para encontrarla. Si todos los reyes que nos persiguen vieran lo que yo he visto ya estaríamos muertos.

El hermano de Naoise no entendió sus palabras y siguió viendo en Deirdre la belleza efímera que les traería la desgracia"


"Cuando la lanza de Éogan atravesó el corazón de Naoise, Deirdre notó como era el suyo propio el que sangraba. Conchobar se la llevo como esposa, pero ella ya estaba muerta. Fría como el hielo se había vuelto su alma y así se mostró siempre ante su esposo. Pese a seguir manteniendo su belleza, esta no brillaba como antes ya que la joven se paseaba como un espectro al que le habían robado el espíritu. Cansado de esta visión, Conchobar decidió regalársela al asesino de Naoise como castigo, ya que ese era el hombre que ella más odiaba. Era tal el dolor que Deirdre sentía por tener que ir junto aquel que había matado lo único que amaba en este mundo, que antes de volver a ver el rostro de aquel asesino decidió acabar con su vida."

"Según cuentan, Conchobar enterró a su bella esposa en un precioso lugar acorde a su belleza, cerca de su lugar de nacimiento. Pero guiados por la anciana que la había cuidado de pequeña unos hombres robaron su cadáver y lo enterraron junto al de Naoise. Ambas tumbas fueron marcadas por una estaca de tejo. Al poco tiempo, esas estacas cobraron vida y de ellas nacieron dos formidables árboles que pese a que sus troncos distaban varios metros entre sí, acabaron entrelazando sus copas formando una sola. Ambos árboles aun viven entrelazados, y seguirán así por el paso de los siglos. Y es que un amor verdadero perdura más allá del paso del tiempo."

1 comentario:

  1. la historia me ha dejado sin palabras (y eso es raro en mi)

    Así que me limito a dejate un beso

    ResponderEliminar