#conWiiUpuedo



Sí, fui al evento de Wii U en el Palacio de Neptuno de Madrid, a primera hora. Y eso que las consolas y yo tenemos una relación de amor/odio curiosa.




Lo primero, todas las fotos que ponga son sacadas de google ¿por qué? Pues porque fui a hacer una foto a mi hermano y la azafata me dijo que no estaba permitido. Luego he visto que gente que no era de prensa hizo hasta videos con su IPhone, pero yo como idiota que soy cumplo las normas… a veces… bueno, esta vez lo hice pero porque estaba demasiado emocionada con los juegos como para preocuparme por si podía hacer o no fotos.


Todo el mundo haciendo fotos menos yo, pues las cojo de google



Como hay miles de reviews buenísimas de la consola y los juegos por internet hechas por profesionales (ejemplo 1 y ejemplo 2), mi entrada de hoy será cortita y solo os contaré como fue un poco el evento y lo bien que me lo pasé (cual niña con ballesta nueva).

Según entramos nos subieron a la parte superior del Palacio de Neptuno donde nos dieron una bolsita de WiiU con una taza y un boli (cosas de entrar en el primer turno, wiiiiiiiiii). En la parte de arriba había varias 3DS para probar juegos (apenas las miré, que luego me salen antojos caros y la DS apenas la he usado – culpa de no tener tiempo en la carrera, ahora estoy muy viciada). Había dos azafatas disfrazadas para promocionar el Castlevania, lo cual me hizo preguntarme ¿qué demonios tengo que hacer para trabajar de eso? Mola más que soportar a peluqueros de ego subido. A parte que por lo que vi la altura no era un problema… En serio, si alguien sabe donde tengo que apuntarme que me lo diga. Sería una azafata de eventos frikis cojonuda. No me importa disfrazarme de lo que sea (a veces lo hago por amor al arte...) y tengo experiencia como modelo.


Yo quiero trabajar de eso hasta que la ciencia vuelva a España



Bueno, tras esta pequeña reflexión, al fin bajamos a la zona de Wii U, donde fuimos directos a la zona de juegos para mayores de 18. Estaba acotada y todo el mundo tenía que enseñar el DNI para entrar. Si, aunque tuvieras más canas y menos pelo que mi abuelo de 94 años tenías que enseñar el DNI. Sorprendente, pero me alegra que empiecen a controlar estas cosas, aunque luego en casa no se controlan…

Bueno, tras dar una primera vuelta por la zona y ver que acercarse al ZombieU era tarea digna de Tom Cruise en Misión Imposible (la primera, las otras… no quiero verlas) me plante frente al Darksiders II con cara de niña pequeña y le dije a mi hermano que probara ese. Si, llevaba a mi hermano de experimento, porque yo con los mandos soy lo peor y no quería hacer mucho el ridículo en cambio él se maneja muy bien (muchos años jugando).

Bueno, pues pese a que se manejaba muy bien con el mando, se perdió. No sé cuánto tiempo estuvo jugando, pero yo estaba en modo emocionada diciéndole lo que tenía que hacer y él contestándome ‘¡Qué no se puede, niña!’. Al final estábamos tan emocionados que una cámara que estaba por ahí nos empezó a enfocar un largo rato…


Solo con ver la estética del juego entendéis porqué me acerque a él.



Sobre el juego, poco tiempo para probarlo, era un poco lioso encontrarse y no pudimos probar ningún combate majo (mi hermano quería meterse a dar mamporros enseguida), pero si sacamos la montura y fue cuando cogí el mando y lo flipe. La verdad es que me piqué un poco, y hubiera seguido jugando, pero solo nos daban una hora y queríamos ver más.

Tras soltar el mando de este, otra vez al zombie U, otra vez imposible siquiera acercarse. Encima yo con mi altura de elfa tenía que dar saltitos para poder ver la pantalla un rato. Lo poco que vi molaba y daba mal rollo. Quiero probarlo.

Vi que se quedaba libre el Call of Duty, así que arrastre a mi hermano hacia él para repetir el experimento. En este mi hermano lo peto, uno de los chicos que sí sabían de la consola (las pobres azafatas andaban un poco más perdidas, pero eran un amor) no paraba de repetirle que si había jugado ya antes. El señor de la cámara volvió a acercarse a preguntarle al chico de Wii U que si era multijugador, porque quería grabarnos a mi hermano y a mí jugando (no había tenido suficiente antes… si quieres grabarme págame, que yo cobro por mi imagen). Afortunadamente, no se podía y no hice el ridículo. Mi hermano se volvió a viciar un rato, hasta que le metí prisa pues quería salir a la zona de juegos normales a buscar a mi chico. El muy gañan se suicidó poniéndose contra una pared y tirándose una granada, dejo el mando y se fue descojonando… como niños pequeños son estos hombres (yo habría hecho lo mismo XD).


Flipante...



Al salir, mi chico jugaba al DisneyEpic Mickey: Power of Two, de los pocos que vi de la zona normal, pues ya nos echaban. Pero pude jugar al Rayman Legends, donde dejé claro que mi habilidad con los mandos de la Wii es nula (es que yo tengo Xbox, no es lo mismo… -escusa barata). Así que al final el mando normal lo cogió mi chico y yo le ayudaba con el de la Wii U, en ese momento me di cuenta que la pantalla era táctil (dadme una colleja, por favor).


Estos son los juegos que más me gustan, me quede en la infancia. 




Bueno, como comentario final de alguien no experto (vamos, la mía):

Lo flipe con la calidad gráfica, esperaba algo peor. Y la pantalla del mando se ve de puta madre. Aunque hay que acostumbrarse al mando, a mi me resultaba un poco pesado y difícil de manipular (aunque tengo dos manos izquierdas, pequeñitas y muñecas de niña de 5 años, así que no me lo tengáis en cuenta).

El mando con la pantallita mola mucho, luego descubrí que en él se veía el inventario del Darksiders II y se podía manipular pues esta es táctil, pero como mi hermano estaba tan emocionado (y yo también) me estaba fijando en la pantalla grande no en la pequeña…

Lo de la wifi free del palacio de Neptuno para que te dieran una camiseta… no conseguimos conectarnos ni mi hermano con su super Samsung ni yo con mi mierda Nokia. Así que sin camiseta me quede, y con ganas de ir twitteando emocionada las cosas.

El ZombiU lo va a petar, porque era la zona con más densidad de población por metro cuadrado.

El Call of Duty mola a lo bestia, estaba flipada con la calidad, parecía una jodida película. Aunque tengo que reconocer que con este tipo de juegos sale mi vena violenta y no son buenos para mi, acabo gritando a la pantalla.

Me molan más los “juegos infantiles”, me dejas con el Rayman Legends un rato más y me pico y no lo suelto.



Por último, se me ha antojado la maldita consola, aunque me controlaré un poco… al final caerá, ya lo veréis.



Y esa es mi experiencia en el evento #conWiiUpuedo.


0 comentarios:

Publicar un comentario