En España aún hay gente que niega el Calentamiento Global. En España, la inversión en ciencia ha descendido un 25% en los últimos cuatro años. En España, si eres un joven científico o te vas fuera o te mueres de hambre. En España, programas culturales o de divulgación científica pasan a horarios intempestivos mientras llevamos más ediciones de Gran Hermano que cualquier otro país.

España, que bonita eres. Pero hoy me pareces de lo más asqueroso del mundo. Todo esto viene a raíz de un artículo publicado por el iluminado Esteban Hernández titulado “Los ciencinazis y los verdaderos magufos: una teoría sobre la insensatez humana”. Un artículo plagado de matices que queda genial en el contexto actual en el cual nos encontramos.